Anillos FEME de Cristal de Murano 

Estas piezas son «PEQUEÑAS ESCULTURAS» únicas y exclusivas, ya que, al manufacturarse sin molde, son todas diferentes.

Algunas de ellas se realizan por encargo, por lo cual es conveniente consultar el plazo de entrega.

Para su realización, tomamos una varilla de acero y la impregnamos con un separador cerámico. Calentamos una barra de vidrio en el soplete hasta que éste se funde. Vamos depositando dicho vidrio en la varilla y giramos uniforme y constantemente. Por efecto de la gravedad, va formando una pequeña bolita o cuenta, así que, hemos de ir esculpiendo, decorando y fundiendo el vidrio para darle la forma que queremos.

Con una paleta de acero o de grafito, vamos moldeando y dándole forma de diferentes personajes. Tenemos que tener mucho cuidado de sumergir la paleta en agua, a menudo, para que no se caliente en exceso y se quede pegada al mismo.

Una vez terminada la pieza, la someteremos a un proceso de recocido. Más tarde, a un enfriamiento lento y gradual en un horno y, de esta manera, evitaremos posibles tensiones.

Cuando la pieza haya enfriado, procederemos a la extracción de la varilla y a su limpieza. El montaje de nuestra pieza vendrá a continuación.

En nuestro taller, utilizamos la mejor calidad de vidrio que existe en el mercado. La fábrica “Effetre” de la isla de Murano nos garantiza esta calidad, además de una variedad de colorido sin apenas limitación.

Para fundir el vidrio, utilizamos una mezcla de Propano y Oxígeno. Los materiales empleados son esencialmente Vidrio Effetre y Plata, aunque también utilizamos otros metales compatibles con el vidrio.